Como acabar con las manchas en la cara

Muchas veces la culpa de que un rostro se vea más envejecido de lo normal son las manchas pero ¿Sabemos que son las manchas y por qué se producen? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para acabar con ellas o al menos controlarlas.

Las manchas son cambios en el color de la piel que se deben a muchos factores, el más conocido es la exposición al sol ya que los rayos ultravioleta sobreestimulan la producción de melanina dando origen a unas manchas de color café difíciles de quitar.

Este tipo de manchas, las manchas solares, no son más que un problema estético, sin embargo, pueden aparecer lesiones cancerosas que pueden confundirse con manchas simples. Ten mucho cuidado, para detectarlas a tiempo tienes que revisar las manchas de todo tu cuerpo y fijarte si alguna cambia de color, crece, tiene bordes distintos o te provoca molestias como irritaciones. Si observas alguna de estas características acude inmediatamente al dermatólogo y ponte en manos de un especialista.

No confundas las manchas con los lunares. Los lunares son cambios de pigmentación por la proliferación de los melanocitos, los lunares pueden tener volumen. Son dos cosas muy diferentes.

Algunos hábitos de nuestra rutina que ayudan a que estas manchas aparezcan y que debes evitar:

– Evidentemente que la exposición prolongada al sol es la mayor causa de la aparición de estas manchas por ello siempre aconsejamos evitar la exposición del rostro al sol utilizando sombreros u otros accesorios.

– Utilizar perfume o cualquier otro producto con alcohol en el cuello

– Usar joyería con ciertas coberturas químicas (níquel).

– Reacciones a ciertos productos cosméticos

– La depilación con cera muy caliente ya que puede provocar que te quemes. También la utilización del láser en la cara

– Utilizar el limón como tratamiento de belleza durante el día.

Anteriormente hemos comenzado hablando de los factores que dan origen a las machas ahora vamos a hablarte de los tipos de manchas para que seas más consciente de ellas y cómo tratarlas.

– Solares: se deben a la acción de los rayos UV y exacerbadas por tomar medicamentos que producen fotosensibilidad.

– Hormonales: Aparecen durante el embarazo. Son de un tono más oscuro o amarillento que el resto de la piel. También las provocan algunos anticonceptivos orales. Normalmente suelen desaparecer con el tiempo.

– Vasculares: Pueden ser rojizas o púrpura formadas por vasos sanguíneos dilatados.

– Residuales: Aparecen tras sufrir lesiones con inflamación, en casos de acné o rosáceas.

Las manchas de tipo hormonal, residuales y solares responden bien a los tratamientos tópicos con cremas despigmentantes, pero ten cuidado con la que elijas. Lo ideal es acudir a un buen dermatólogo para que te indique la más adecuada para tu tipo de piel aunque aquí vamos a darte algunos consejos.

Aquí te vamos a hablar de los ingredientes que sirven dependiendo del tipo de macha para que tengas la información necesaria para elegir tu crema despigmentante ideal.

Manchas hormonales

Niacinamida o vitamina B3: parte de disminuir las manchas y prevenir futuras despigmentaciones,  mejora la elasticidad de la piel y reduce la inflamación.

Ácido ascórbico: unifica el tono de la piel al incrementar la calidad de colágeno. Tiene propiedades antioxidantes que reducen el daño solar ocasionado por radicales libres. Pero hay que usarlo con cuidado, pues es fotosensible y puede ocasionar manchas.Para que funcione, la concentración mínima debe ser del 8%.

Para las manchas solares y también puede aplicar para las hormonales

Ácido kójico: Es conocido por sus efectos para las machas debido al melasma ya que decolora de forma profunda disminuyendo la cantidad de melanina. Funciona mejor cuando se combina con hidroquinona o ácido glicólico. Su acción aclaradora es muy conocida, se utiliza incluso en pastas dentales.

Uva Ursi: Es el extracto de la baya Gayuba y dispone de propiedades antioxidantes, antibacteriales, seboreguladoras y aclarantes, ya que contiene dos importantes componentes activos: la hidroquinona y arbutina que consiguen inhibir la producción de melanina.

Ácido glicólico: Es muy común encontrarlo en cremas despigmentantes ya que penetra fácilmente en la piel y elimina las células hiperpigmentadas consiguiendo unificar el tono de la piel.

La Arbutina: de forma natural la encontramos en  el arándano, la mora azul y algunos hongos, este extracto compite con la tirosinasa, responsable de la producción de melanina. Es efectivo cuando se aplica sobre la piel en concentraciones de al menos 1%.

Retinoide: es un derivado de la vitamina A que se utiliza no sólo para despigmentar sino también para tratar el acné. Las combate porque inhibe la síntesis de melanina, al tiempo que elimina el pigmento ya existente, uniformizando el tono ya existente en la piel. El retinoide lo puedes encontrar en la crema retirrides en distintas concentraciones, lo ideal es empezar con una concentración del 0,25% para ir aumentando paulatinamente si no se produce ningún tipo de irritación

Hidroquinona: Consigue detener el 90% de la tirosinasa (necesaria para la producción de la melanina). Pero tiene ojo porque en concentraciones superiores al 4% puede causar reacciones negativas que van desde las irritaciones hasta la urticaria.

Aquí hemos hecho una selección de cremas que incluyen alguno de estos componentes y que sirven para la despigmentación de la piel, para más información del producto haz click sobre la imagen.

Eucerin even brighter con ácido glicólico y retinoide

eucerin

La gama Neoretin tanto en sérum como en gel crema contiene hidroquinona y retinoides, entre otros ingredientes.

neoretin

 

M

Post a new comment