Cómo beneficiarse del Retinol para la piel

El retinol es un ingrediente clave en las cremas para la cara que apareció hace 20 años y se sigue utilizando en cosmética. Sirve para aclarar manchas, aumentar la producción de colágeno y disminuir arrugas.

Aquí te vamos a explicar qué es y cómo funciona para que puedas aprovechar al máximo sus beneficios.

¿Qué es?

El retinol es un activo que se extrae de la vitamina A (caroteno) y tiene diversas propiedades para la piel ya que penetra en las capas profundas de la piel regenerándola y estimulando la producción de colágeno (proteína que te ayuda a tener una piel firme) y de elastina (le da elasticidad a la piel para que no esté caída o flácida).

El retinol se comenzó a utilizar hace unos 40 años para tratar el acné pero pronto se descubrieron sus propiedades para combatir el envejecimiento de la piel.

¿Cómo utilizarlo?

El retinol es un ingrediente fuerte que puede llegar a irritar, sobre todo en el caso de pieles sensibles así que lo mejor es introducirlo poco a poco en la rutina diaria de belleza para que la piel del rostro se vaya acostumbrando. Empieza utilizando cremas y productos con concentraciones bajas de retinol, aquí hemos hecho toda una selección de productos.

Si comienza a utilizarlo y tu piel lo absorbe de forma correcta, sin rojeces ni irritaciones entonces establece una rutina diaria. Cabe señalar que los tratamientos con retinol aceleran el proceso de regeneración celular, por lo que es probable que veas pequeñas escamas en la cara. No te preocupes ni te alarmes, la piel no está en riesgo, solo se está renovando.

Para evitar irritaciones, inicia con tratamientos con concentraciones bajas que vayan del 0.01 al 0.03%.
Es mejor usarlo en la noche para que surta más efecto. Si decides utilizarlo durante el día no te olvides del factor de protección solar ya que el sol combinado con el retinol puede estropear tu piel.

Algunos de los beneficios del Retinol

Tratamiento para el acné

Esta fue su función inicial y todavía se sigue utilizando para combatir las marcas del acné. El retinol estimula la producción de colágeno y elastina, mejorando la calidad de la piel y haciendo menos notorias las cicatrices o marcas de acné.

Difumina las manchas

El retinol acelera el proceso de renovación celular y mejora la calidad de la producción celular por lo que consigue unificar el tono de la piel del rostro. También inhibe la tirosinasa (enzima catalizadora de la producción de la melanina) lo que consigue disimular las manchas e iluminar el rostro.

Matifica los poros

Los poros son imposibles de eliminar sólo pueden limpiarse, matificarse o empequeñecerlos. Al mejorar la textura de las capas más profundas de la piel, los poros se matifican y se ven más pequeños.

Piel más firme

El retinol hidrata la piel en profundidad y consigue darle firmeza, así que es un ingrediente ideal para pieles maduras. Ayuda hasta en el contorno de los ojos.

Anti arrugas

Su principal función sin duda alguna es la reducción de la arrugas gracias a que ayuda a mantener los niveles de colágeno y elastina de la piel en buen estado (responsables de la elasticidad de la piel). Lo que consigue alisar las arrugas y líneas de expresión. Algo así como un relleno natural. Revierte el envejecimiento por exposición a rayos UV

retinol

 

 

E

Post a new comment