Nasty Gal se va a la bancarrota

Una más que se suma a la lista

Ayer hablábamos de que M&S abandona el sector de la moda, hace unos días de que Caramelo junto otras firmas de moda han decidido cerrar, también los malos resultados de Desigual y la pelea de Mango por mantener sus ventas y hoy nos levantamos con la noticia de que la firma Nasty Gal se acaba de declarar en bancarrota.

La tienda Nasty Gal fue fundada por  Sophia Amoruso y fue una de las firmas que nacieron sólo en Internet captando un segmento del mercado completamente diferente y desmarcándose de las tendencias del momento para apostar por un estilo propio que siempre le ha caracterizado. Recientemente reeditó una serie de camisetas  “Nasty Woman” en apoyo a la campaña de Hillary Clinton que resultaron muy populares.

Lo que ocurre es que en un economía global las ideas únicas y originales duran muy poco ya que otras firmas copiaron su estilo y captaron parte de su mercado, por no hablar de los clones de moda de las firmas chinas que no respetan los copyrights y con lo que es muy difícil competir.

Pese haberse declarado en bancarrota esta misma semana la firma no va a cerrar su tienda online de forma inmediata pero no sabemos que ocurrirá con las tiendas físicas.

Sophia Amoruso ha dimitido definitivamente de su cargo y según ha explicado Sheree Waterson, el CEO de Nasty Gal, la medida está pensada para “iniciar una reestructuración supervisada por los tribunales que nos permita abordar nuestros problemas inmediatos de liquidez, nuestro balance de resultados y corregir los problemas estructurales, incluyendo la reducción de los altos costos de ocupación y el restablecimiento del cumplimiento de nuestros pactos de deuda”.

Al igual que le está ocurriendo a la firma española Blanco, Nasty Gal viene implementando reducciones de personal y cambios en su estructura directiva en los últimos dos años.

Si quieres saber que está ocurriendo en la industria de la moda te informamos aquí.

A

Post a new comment